El Consejo Europeo de Lisboa de 2000 ha inaugurado un proceso de concienciación sobre la importancia de las políticas educativas y de la formación en el ámbito de una estrategia más amplia, encaminada a asegurar niveles de desarrollo económico sostenible y también a garantizar una mayor cohesión social en la Unión Europea.

En este contexto el Ministerio de Educación, a partir de 2004, ha puesto en marcha un proceso llamado “Europa de la educación” que, respetando las distintas experiencias locales y su autonomía, lleva tiempo apoyando acciones dirigidas a la construcción de un espacio europeo de la educación y de la formación, promoviendo, además, la creación de redes de escuelas que se comprometen a trabajar juntas sobre áreas temáticas cuya finalidad es alcanzar los objetivos establecidos por la Estrategia de Lisboa, confirmados en el plan de trabajo “Educación y formación 2010” aprobado por el Consejo de la Unión Europea en marzo de 2004.

Como apoyo al proceso de “Europa de la Educación”, la red temática nacional “Más idiomas, más Europa”, reúne las sinergias de algunas escuelas diseminadas por todo el territorio nacional para que éstas, gracias a su especial vocación y experiencia en el ámbito de la enseñanza de las lenguas, puedan encaminar y seguir iniciativas orientadas a promover el multilingüismo y difundir buenas normas para su valorización.